Nunca es Tarde

Nunca es tarde para cambiar tu rumbo laboral. Y que mejor que hacerlo trabajando de lo que te gusta, manejando tus tiempos, siendo tu propio jefe, con tus ritmos, sin descuidar tu vida personal. Si Joaquín Torres García comenzó a pintar a los 52 años… vos seguro podés intentarlo.